Editan el catálogo ‘Tengo el control de la duda’ del artista Tomaso Hernández

tomaso_hdez_lapalma

Tomaso Hernández, uno de los artistas palmeros con mayor proyección internacional, acaba de presentar el catálogo de la muestra ‘Tengo el control con la duda’, según se informa en una nota de prensa. La obra, que lleva por título el nombre de la exposición, recoge el proceso creativo del autor, entre las que se encuentran sus primeras videocreaciones, que fue la propuesta del artista palmero que el Centro Atlántico de Arte Moderno de Las Palmas de Gran Canaria acogió en el espacio CAAM-San Antonio Abad, dentro de su programa de creadores-comisarios.

El proyecto se articula en torno a la proyección de dos vídeos: ‘El control de los silencios’ y ‘Or did they’, de la serie ‘Bodegones de vídrio y frutas’, obra realizada entre los años 2007 y 2008, acompañados de fotografías y collages resultantes de su proceso creativo. Tomaso Hernández lleva trabajando sobre la luz y, principalmente, sobre la sombra desde 1996. Sus bodegones no son representaciones de objetos sino de sus sombras. Son bodegones de sombras. Evolución que le ha llevado del dibujo a la pintura; de la pintura a la fotografía; de la fotografía a las cajas de luz, y, finalmente, a la videocreación.

“Me di cuenta que sólo con la pintura no podía expresar lo que quería, los formatos estaban creciendo, eran cada vez mayores, hasta llegar al espacio natural. En medio de una transición procesual de la pintura a la fotografía hasta llegar al video, tratando de buscar el mejor lenguaje, el más exacto. Así la obra envuelve al espectador en una atmósfera. Las proyecciones me ayudan a transmitir esa sensación deseada”, explica.

El concepto que mueve esta serie es el juego de los contrarios, los opuestos, como una expresión de estos tiempos convulsos que vivimos. Los contrarios aparecen en todas las tradiciones gnósticas. La necesidad de conciliar los opuestos es una parte del trabajo de perfeccionamiento personal, de crecimiento humano, previo o paralelo a un cambio espiritual. William Blake dijo que «sin contrarios no hay progreso. Atracción y repulsión, razón y energía, amor y odio, son necesarios para la existencia humana».

Tomaso aprovecha el concepto del juego de los contrarios, jugando con la construcción y la destrucción, el orden y el caos, lo negativo y positivo, el equilibrio y el desequilibrio, la acción y la reflexión. La dualidad de la realidad, en todas sus videocreaciones. Es el núcleo de esta obra del artista palmero. Vídeocreaciones cargadas de un mensaje rotundo que impresionan y que van más allá de lo que se ve con una simple mirada.

Currículum de Tomaso Hernández

Tomaso Hernández nace en La Palma en 1967. Licenciado en Bellas Artes por la Universidad de la Laguna (Tenerife) en 1992, ha completado su formación con la realización de diversos talleres artísticos, entre ellos de Artes Plásticas en la Facultad de bellas Artes de La Laguna. Ha sido seleccionado para los Talleres de Arte Actual en el Círculo de Bellas Artes de Madrid por artistas como Anton Lamazares, Darío Villalva o Albert Ohelen. Fue seleccionado para el taller de Informática Gráfica impartido por Charly Braum en Arteleku en el País Vasco. Su interés por la obra gráfica le ha llevado a investigar las diversas técnicas en talleres realizados en Arteleku de la mano de Don Herbert la litografía y de Pepe Albacete la serigrafía. Así como en la Calcografía Nacional de Madrid.

Tomaso Hernández realizó un Master de Diseño Gráfico y Multimedia, especialización que explica la técnica utilizada en sus obras.

Las exposiciones se han sucedido a lo largo de su trayectoria. En 1991 realiza su primera exposición individual en la Galería Estudio Artizar de La Laguna, bajo el titulo ‘Alguien sabe más y más’. A esta le seguirían anualmente nuevas muestras. En 1992 realiza ‘Amanece que no es poco’ en el Ateneo de La Laguna y en 1993 ‘Por el motivo lo siento’ en la sala de Caja Canarias de La Laguna. En 1994 ‘Menos que nubes cielos’ en la Galería Estudio Artizar, La Laguna. En 1995 ‘Paisajes de amor al fresco’ en la sala O´daly en La Palma, finalizando una primera etapa con la exposición de bodegones en el Círculo de Bellas Artes de Santa Cruz de Tenerife bajo el titulo ‘Hoy es siempre todavía’.

Tomaso inicia una nueva etapa basada en el estudio de la luz y principalmente la sombra, que le lleva fuera de las islas y comienza en Lisboa en la galería Arte Periférica con exposición de la serie: Vegetal II, basada y titulada como el libro de Tanizaki ‘El elogio de las sombras’ en 1998. Continúa en el año 2000 en el ICOM de Málaga con la muestra ‘Intervalo-creciente-deseo’. La investigación de las sombras le lleva en 2004 a exponer en La Casa de Velázquez en Madrid, bajo el titulo ‘Poco menos que nunca’. En el año 2008 Expone en Las Palmas en la Galería Luroa y en la sala del Consulado de España en Hannover, la serie titulada ‘De ahora en más’. En 2009 expone la videocreación basada en la serie de Bodegones de vidrios, ‘Silencio por el contrario’ en la catedral de       organizada por el Instituto Cervantes de Casablanca. En marzo de 2012 expone en la Galería Saro León de Las Palmas la serie: ‘Todo lo que sabe sobre nada’. En Septiembre de 2014 sus videocreaciones se vieron en el Museo Internacional de Arte Contemporáneo MIAC, Castillo de San José, de Lanzarote.

Tomaso ha participado en una veintena de muestras colectivas tanto en Canarias como en el territorio nacional e internacional. A lo largo de su trayectoria, ha participado en la Feria de ARCO de Madrid; en el Centro de Arte Juan Ismael de Fuerteventura; en la Galería Ambit de Barcelona; en la Bienal de Dak´art, en Dakar (Senegal); o en la Feria BerlinerListe en Berlín, Alemania.

Asimismo ha realizado diversos performances: En 1992 cuando realiza la acción ‘Alimentarse unos a otros’, en La Curva (en Tenerife) y en 1993 bajo el titulo ‘Por el motivo lo siento’ en la sala de Caja Canarias de La Laguna. En 2007 dirige a los alumnos de la Escuela de Arte y Superior de Diseño de Gran Canaria en   el performance ‘Recuerdo’ en el CAAM.

Tomaso ha dictado varias conferencias y participado en diferentes mesas redondas.

En el año 2000 recibe el premio de la Bienal Regional de Artes Plásticas de Santa Cruz de Tenerife. Ese mismo año recibe mención de honor en el premio de pintura de Arona (Tenerife). En 1993 obtiene el premio Santiago del Teide (Tenerife). En 1991 le conceden el premio especial para pinturas relacionadas con la naturaleza, Premio Luis de la Cruz y Ríos y el premio Arte Joven en Las Palmas. En el año 2006 es reconocido en el Certamen de Arte Gráfico para jóvenes creadores de la Calcografía Nacional de Madrid.

En el año 2003 obtuvo la prestigiosa beca de la Casa de Velásquez en Madrid otorgada por el Gobierno de Francia.